Esta indicada en algunos casos con antecedentes de cardiopatias congénitas

También en caso donde hubo marcadores de primer trimestre que pueden aumentar el riesgo de cardiopatía.

Su finalidad es descartar malformaciones cardiacas

¿Qué finalidad tiene este estudio?

Este es el momento ideal para realizar la ecografía estructural que permitirá valorar toda la anatomía de tu bebe.

El feto pesa entre 400 – 600 grs y mide entre 23 – 30 cm desde la cabeza al talón.

La madre ya percibe los movimientos fetales.

En esta ecografía, además de tomar las medidas de tu bebe, se realiza un examen detallado de toda su morfología órgano por órgano, pudiendo diagnosticar anomalías en su desarrollo; por lo tanto, en esta ecografía se pueden diagnosticar gran parte de malformaciones que pueda presentar.

Evaluar en forma sistemática y estandarizada la anatomía fetal.

Las características de la placenta y del líquido amniótico.

Calcular el riesgo de preeclampsia, parto prematuro y perdida gestacional.

Confirmar edad gestacional de acuerdo a biometría fetal y mediante estos parámetros evaluar el crecimiento fetal.

Descartar la presencia de malformaciones como: ventriculomegalia (hidrocefalia), labio leporino, malformaciones cardiacas, espina bífida, malformaciones pulmonares, intestinales, genito urinarias, de la pared abdominal y esqueléticas.

Determinar la presencia de marcadores de cromosomopatías (p.e. pliegue nucal).



Evaluación anatómica fetal

En forma sistemática, se evalúa el cráneo y cerebro fetal. A este nivel, se efectúan mediciones intracerebrales para certificar la normalidad de su desarrollo. Se examina la cara, ojos, nariz, labios y el perfil. En el tórax, se evalúa la ubicación del corazón, el aspecto de los pulmones y las principales conexiones intracardiacas. A nivel del abdomen, se estudia el estómago, los riñones, la vejiga fetal y el aspecto del hígado e intestino. Se examina también la columna vertebral, la pared abdominal y las extremidades fetales

Evaluación del crecimiento fetal

Se realizan varias mediciones de los distintos segmentos corporales fetales (diámetro y circunferencia de cabeza, circunferencia del abdomen, longitud del fémur y longitud del húmero). Estas se comparan con tablas de crecimiento intrauterino, pudiéndose establecer si el feto está creciendo adecuada y proporcionadamente.

Líquido Amniótico:

Se puede observar aumento (polihidramnios) o disminución del líquido amniótico (oligohidramnios) que son signos indirectos de anomalías fetales.

Evaluación de riesgo de parto prematuro

El parto prematuro (nacimiento entre las 22 y 37 semanas de gestación) es la causa más frecuente de enfermedad y muerte perinatal. Cerca de la mitad de las anormalidades neurológicas de la infancia son secundarias a la prematurez.

La longitud del cuello uterino puede ser evaluada con precisión y sin riesgos mediante una ecografía endovaginal.

Ecografía Doppler de arterias uterinas se usa para valorar el riesgo de algunas complicaciones del embarazo como la PREECLAMPSIA (hipertensión del embarazo) o RETRASO DEL CRECIMIENTO INTRAUTERINO (problemas de crecimiento del bebé).

Placenta

También es muy importante constatar su localización, para descartar que su implantación tape total o parcialmente el cuello del útero, ya que esto puede marcar la diferencia entre parto o cesárea.

¿Qué hacer si se encuentra alguna anormalidad mayor o un marcador de cromosomopatía?

Si alguna anomalía es detectada, se le explicará su significado y pronóstico, como también se sugerirán los estudios complementarios aconsejables y la forma más adecuada de seguimiento y control.

El hallazgo de una anomalía o malformación mayor permitirá definir la viabilidad de su bebe y las posibilidades de tratamiento intrauterino con lo cual podría mejorar su pronóstico de supervivencia; asimismo podrá también asesorarse por expertos y encontrar alternativas de tratamiento extrauterino que maximizaran la posibilidad que su bebe sobreviva.

El hallazgo de un marcador de cromosomopatía permitirá darle la opción que se realice pruebas confirmatorias como la amniocentesis con estudio de cariotipo fetal para confirmar definir el tipo de afección cromosómica de su bebe y prepararse psicológicamente para este evento.